Saltar al contenido
✦Psicólogos Gandía✦

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Tdah

Introducción

Es muy habitual encontrarnos en la consulta a padres preocupados por las conductas que presentan sus hijos,  además sienten la  incapacidad de poder afrontarlas. A continuación te detallaré algunas de ellas:

  • Falta de atención.
  • Falta de concentración.
  • Exceso de movimientos.
  • Falta de constancia.
  • Ruidos constantes, incluso en situaciones tranquilas.
  • Dificultad para relajarse.
  • Le cuesta seguir órdenes e instrucciones.
  • Etc…

Estos síntomas pueden ser indicativos del Trastorno por déficit de atención e hiperactividad, conocido como TDAH. Seguidamente te hablaré sobre él para que puedas identificarlo.

¿Qué es el Tdah?

El Tdah, es un trastorno de origen en la infancia. La “A.P.A.” Asociación Psiquiátrica Americana, la define como un trastorno en el desarrollo o en el aprendizaje.

Es un trastorno de difícil diagnóstico, ya que afecta áreas tanto a nivel emocional, a nivel comportamental y a nivel educacional.

Este tipo de trastorno psicológico despierta mucha controversia. Hay muchos especialistas que consideran que no existe y muchos otros que somos férreos defensores y consideramos que incluso se encuentra infradiagnosticado. Es decir, que hay una gran cantidad de niños que lo sufren y no lo tienen diagnosticado.

Síntomas del Tdah

Los síntomas del TDAH son variados, siendo el déficit de atención, hiperactividad e impulsividad los síntomas base.

Estos síntomas se manifiestan en mayor o menor grado en función del subtipo, siendo los siguientes:

  • Subtipo inatento: Cuando el niño muestra inatención, estamos hablando del subtipo inatento, predominante en el déficit de atención. Es el más frecuente entre las mujeres y tiene una gran repercusión a nivel académico.
  • Subtipo impulsivo: Los niños que padecen el subtipo impulsivo suelen ser más hiperactivos y agresivos. Como conductas más significativas podemos señalar el hablar demasiado, dificultad para esperar su turno, interrupciones constantes, dificultad para relacionarse, etc…
  • Subtipo combinado:Es el más frecuente y tiene un  impacto en el rendimiento global del niño.

¿Cómo podemos saber si padece Tdah?

Para que los problemas de falta de atención, hiperactividad e impulsividad las relacionemos con el TDAH, se deben dar varios elementos:

  • Es necesario que se diagnostique a partir de los 6 años.
  • Se debe prolongar en el tiempo, como mínimo 6 meses.
  • Debe afectar a dos o más ámbitos de la vida del niño.
  • Debe tener un impacto significativo, deteriorando su rendimiento de forma notable.

Es decir, hay que valorar el grado de desadaptación que produce en nuestro hijo, y que los síntomas produzcan problemas a nivel social, a nivel de comportamiento, a nivel emocional, a nivel académico…

En el caso de que tengamos duda, lo más conveniente es que consultemos a un profesional, para que confirme si nuestras dudas están fundamentadas o no.

Evaluación Tdah

La evaluación del Tdah es un proceso largo y complicado. En él se debe evaluar áreas como la inteligencia global, coeficiente intelectual, etc…

Para se evaluación se utilizan diferentes instrumentos psicométricos, así como cuestionarios o test, los cuales nos indican factores como el nivel de intensidad, de impulsividad, etilo de aprendizaje, atención sostenida, capacidad funcional del niño…

Otro punto importante, es la recogida de información a través de los padres y profesores, ya que pueden observar cómo se comporta el niño en diferentes contextos.

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, suele ir aparejado con otros trastornos conductas y del aprendizaje, como por ejemplo:

  • Problemas de conductas (dificultades para aceptar normas, conductas desafiantes…)
  • Problemas del aprendizaje
  • Dislexia
  • Discalcurria
  • Etc…

Hay que tener presente que los anteriores problemas psicológicos no son específicos del Tdah, sino que pueden indicarnos otras patologías.

Por lo tanto, podemos decir que la evaluación del Tdah:

  • Debe ser llevado a cabo por un profesional, en este caso por un psicólogo especializado en trastornos infantiles.
  • No existe ninguna prueba médica que nos asegure el diagnóstico, sino que requiere de pruebas psicológicas, entrevistas con los padres, informes de los profesores… De esta forma podremos evaluar la situación del niño y su entorno.
  • Tener presente que el diagnostico del Tdah no es permanente, sino que es variable, va cambiando con el tiempo y el desarrollo evolutivo del niño.

Tratamiento

Una vez el psicólogo ha evaluado al niño y diagnosticado el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, lo más probable es que nos derive al psiquiatra, el cual determinará la idoneidad o no del tratamiento farmacológico.

El tratamiento farmacológico,  crea mucha controversia, ya que tiene muchos detractores. Mi recomendación es que lo mejor es dejarse aconsejar por un buen profesional.

Por otro lado, podemos optar por el tratamiento psicológico. El psicólogo va a trabajar en todas las áreas del desarrollo del niño, ya que el TDAH, es un trastorno que necesita de una intervención global.

A nivel familiar, el psicólogo proporcionará a los padres las estrategias o herramientas que necesitan para ayudar a sus hijos. Por eso es muy importante que haya una relación estrecha entre el psicólogo y los padres a la hora de establecer pautas, psicoeducación…

Es un trabajo largo, una carrera de fondo, en la cual el niño va a necesitar apoyos durante mucho tiempo, pero también es verdad que con la edad va mejorando mucho, ya que hay un área que está relacionada con la madurez emocional.

Pide cita
Dirección