Saltar al contenido
✦Psicólogos Gandía✦

Trastornos alimenticios

Trastornos alimenticios

¿Qué son los trastornos alimenticios?

Los trastornos alimenticios o también conocidos como trastornos de la conducta alimentaria, son variaciones conductuales vinculadas a la alimentación y al control del peso.

En la mayoría de los casos, los trastornos de alimentación suelen aparecer en la adolescencia, afectando tanto a mujeres y niñas como hombres y niños, aunque tiene una prevalencia de 2 veces más en el sexo femenino.

Los trastornos alimenticios normalmente se evidencian acompañados de otros tipos de trastornos, como la ansiedad, la depresión o la adicción de algún tipo de sustancia estupefaciente.

Dicho todo esto, los trastornos de la alimentación no deben de evaluarse de forma aislada, sino todo lo contrario, se debe realizar una evaluación minuciosa de cada caso en concreto.

Me gustaría señalar que en el caso de los trastornos alimenticios, el papel de la familia es fundamental, ya que un rasgo muy común en las personas que lo padecen, es que no tienen conciencia del trastorno.

Tipos de trastornos alimenticios

Los Trastornos alimenticios más habituales son la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón,  aunque no hay que olvidar que existen otros como la vigorexia (obsesión por el ejercicio físico) y la ortorexia (obsesión por la comida sana).

 A continuación voy a centrarme en la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.

Anorexia nerviosa

Un rasgo muy común en las personas que la padecen, es que piensan y sienten un miedo desmesurado en subir de peso o engordar, incluso cuando se encuentran excesivamente por debajo de la normalidad.

Una conducta muy habitual, es pesarse repetidas veces al día, además de presentar otros comportamientos como medir la comida cuidadosamente, provocación del vómito después de comer, dietas extremas, uso inadecuado de laxantes o diuréticos…

Las personas que sufren anorexia nerviosa, sus vidas se encuentran afectadas de forma muy negativa,  tanto a nivel familiar, social, laboral, académico y emocional.  Por este motivo hay que estar atentos a determinados síntomas de alerta, como pueden ser:

  • Peso extremadamente bajo.
  • Dietas extremas.
  • Miedo desmesurado a engordar.
  • Obsesión por la silueta.
  • No son consciente de la enfermedad.
  • Distorsión de la imagen corporal.
  • Ausencia del periodo menstrual en niñas y mujeres.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Piel amarillenta.
  • Anemia…

Bulimia nerviosa

Las personas que padecen este tipo de trastorno se distinguen por tener episodios de grandes ingestas de alimentos de forma voraz y descontrolada, es decir, ingieren gran cantidad de comida en un breve espacio de tiempo y con una pérdida de control de su voluntad.

Este trastorno lleva aparejado otras conductas, que son respuesta a esa ingesta descontrolada, pudiendo enumerar las siguientes:

  • Vómitos auto inducidos
  • Aumento de la actividad física.
  • Uso exagerado de laxantes o diuréticos.
  • Ayunos extremos.
  • Etc…

Además, las personas con Bulimia Nerviosa tienen una gran preocupación por el peso y la figura. En la mayoría de los casos y a diferencia de la anorexia nerviosa, las personas que la sufren suelen presentar un peso normal, aunque suelen tener sentimientos de desagrado y vergüenza por su físico.

Según los últimos estudios realizados la Bulimia Nerviosa suele ser un trastorno que pasa desapercibido, afectando al 0,5 % de la población española, con más prevalencia en el sexo femenino.

Trastorno por atracón

La característica principal del trastorno por atracón es la ingesta compulsiva de alimentos de forma periódica.

A diferencia de la Bulimia Nerviosa, este tipo de trastorno no lleva aparejado ningún tipo de conducta posterior (uso de laxantes, provocación del vómito, ejercicio físico excesivo…), debido a esto, las personas que lo padecen suelen tener exceso de peso u obesidad.

También tienen sentimientos de culpa, vergüenza o angustia por su comportamiento, lo que puede llevar a más atracones.

Es muy común que las personas que sufren el trastorno por atracón, presenten algún cuadro depresivo, además de tener sentimientos de culpa, angustia o vergüenza, lo que puede conllevar a más atracones.

Un dato muy significativo para la salud, es que las personas con trastorno por atracón tienen un elevado riesgo de sufrir enfermedades como diabetes, hipertensión, colesterol…

Además, las personas con trastorno por atracón suelen tener sentimientos de culpa, angustia o vergüenza, lo que puede conllevar a más atracones.

Tratamiento

La Terapia Cognitivo Conductual es uno de los mejores métodos para tratar los problemas de alimentación.

Es fundamental tratar el problema de forma personalizada, ya que cada caso es único  y en él se pueden incluir las siguientes variaciones:

  • Psicoterapia individual o familiar
  • Control médico
  • Asesoramiento nutricional
  • Uso de fármacos

El objetivo principal del tratamiento psicológico es volver a tener una alimentación adecuada y evitar ese tipo de conductas. Para más información te aconsejo que consultes a un buen profesional, el cual, te guiará durante todo el proceso y puedas obtener la mejor ayuda.

Pide cita
Dirección