Saltar al contenido
✦Psicólogos Gandía✦

Cómo motivarse

Cómo motivarse

Como seres en parte emocionales nuestra cotidianidad no se relaciona con un recorrido lineal e inalterable, por el contrario, algunos días nuestro estado de ánimo habitual cambia.

Con la motivación puede suceder lo mismo, es posible que te plantees una meta como por ejemplo comenzar a ejercitarte y cuentas con todas las ganas y la disposición pero quizás el día en que te correspondía comenzar te falten las ganas para levantarte de la cama.

Esta es una conducta normal siempre y cuando no se repita de manera frecuente, lo que en este caso puede estar asociado con una patología.

Los factores que inciden en que un individuo no tenga la disposición a llevar adelante sus planes tal y como los había planificado son diversos y pueden tener un origen físico o psicológico.

Lo recomendable antes de comenzar a entrenar es practicarse un chequeo médico con la finalidad de verificar que el organismo se encuentra acto para realizar actividades físicas.

Esta es una forma de descartar que tu falta de disposición se relacione solo con la pereza o la ausencia de motivación.

Qué es la motivación

La motivación es un proceso psicológico que se caracteriza por una marcada disposición a completar una o un conjunto de tareas determinadas.

Es una especie de impulso vital que lleva al individuo a ejecutar acciones relacionadas con la consecución de metas.

Claro está que la motivación no se pone de manifiesto solo ante metas que determinado sujeto se proponga, su influencia se traslada a cualquier aspecto de la vida cotidiana de un individuo.

En el caso de una persona que todos los días de la semana se levante de su cama a tempranas horas de la mañana y se dirija a su sitio de trabajo donde deberá ejecutar labores por una cantidad de horas específicas, obedece a una motivación.

Las razones que mueven a este trabajador pueden ser infinitas pero por lo general están asociadas con la obtención de dinero, estatus social o la especialización profesional.

Una persona desmotivada no es capaz de cumplir a cabalidad con este tipo de compromisos o con cualquier otro.

La motivación es un rasgo psicológico de gran relevancia para el desarrollo de los individuos, en primera instancia porque es mucho más fácil superarse y concretar los objetivos en la medida en que el impulso está presente.

Tipos de motivación

Son dos los tipos de motivación y cada una de ellas se ve influenciada por elementos de orden psicológico o social.

Motivación intrínseca

La motivación intrínseca hace alusión a ese impulso por realizar o completar todo aquello que es importante para el individuo con la finalidad de obtener una satisfacción personal.

Por ejemplo, una persona que, aunque posee profundos conocimientos en determinada área de conocimiento, no desea quedarse con lo que sabe hasta ahora sino que por elección personal desea superarse a sí mismo y ser mejor.

Su juez y mejor maestro es él mismo.

Este tipo de motivación acompaña al sujeto desde su nacimiento y es un rasgo físico que de cierta manera puede tener factores heredados a través de la genética.

Es posible, por consiguiente, que el hijo de padres muy motivados se caracterice también por poseer una alta motivación al logro.

Motivación extrínseca

En este caso las variables que intervienen para que aparezca el impulso provienen de fuentes externas al individuo.

Ya que lo que busca obtener a través de su trabajo constante y esfuerzos está relacionado con el reconocimiento social.

Un caso para ilustrar la motivación extrínseca se relaciona con el deportista que se entrena por años de manera disciplinada con la finalidad de obtener una medalla en las olimpiadas.

Este tipo de motivación se asocia con los premios o reconocimientos que se desean obtener del entorno en el que el individuo se desenvuelve.

Cómo motivarse

Cabe destacar que el hecho de que la motivación no emane de ti no es indicativo de que siempre tendrás dificultades para llevar a cabo los planes que te has propuesto.

Existen muchas estrategias que puedes emplear para aumentar la motivación.

Mantente optimista

Diversos estudios científicos han confirmado que los pensamientos positivos tienen un gran impacto sobre el organismo.

Dentro de ellos cabe destacar que ayuda a los individuos a mantenerse saludables a nivel físico y mental.

Una persona optimista contará con la disposición de moverse cada día por aquello que desea obtener.

Para el optimista, el hecho de que surja alguna contrariedad o situación adversa no le llevará a desviarse de su camino, tomará esto como un hecho común y seguirá hacia adelante.

Encuentra tu pasión

Todas y cada una de las personas tenemos al menos una cosa que nos apasiona, un hobbie, la actividad que más nos gusta llevar a cabo, esa que en cuanto hacemos contacto las horas se nos pueden pasar como segundos.

En la medida en que busquemos enfocarnos en actividades que despierten nuestro interés podremos incrementar la motivación.

Establece objetivos realistas

Para mantener la motivación una de las pautas a seguir es plantearse metas u objetivos posibles.

Basar nuestra motivación en base a sueños y utopías irrealizables es una garantía certera de que aquello que te impulsa a luchar y trabajar cada día por lo que quieres desaparecerá en algún momento.

Lo ideal es fijarse metas realizables a corto, mediano o largo plazo. Es importante también establecer las estrategias o los movimientos requeridos para obtener lo que se desea.

Se trata de diseñar una especie de guía en la que se redacte de forma detallada los pasos requeridos para alcanzar la meta propuesta.

Es recomendable, en vez de diseñar un gran plan de vida, proponerse varios pequeños proyectos ya que de esta manera podemos cerciorarnos de nuestro progreso.

Otra estrategia bastante efectiva es plasmar en un papel una lista de los logros que se han obtenido dentro de un período específico con la finalidad de constatar los frutos del trabajo constante.

A través de este ejercicio podrás comprobar que por lo general le concedes mayor importancia a lo que te falta por recorrer del camino mas no a la distancia recorrida.

Pide cita
Dirección