Saltar al contenido
✦Psicólogos Gandía✦

¿Cómo saber si tengo Obsesión por mi Pareja?

Cómo saber si tengo obsesión por mi pareja

Es común que no sepamos si estamos o no obsesionados con alguien. A veces solemos confundirlo con amor… descubre aquí cuál es tu caso.

¿Cómo saber si tienes Obsesión por mi Pareja?

Si bien la obsesión a veces suele aparecer ligada al amor, no todos los casos son iguales. Simplemente, puede que estés interesado/a en determinada persona en algún momento de tu vida, pero que no quieras algo al largo plazo.

Básicamente, la obsesión se contrapone con el interés genuino (aunque, en casos de enamoramiento, puede conllevar una cuota de obsesión).

¿Estoy Obsesionada con mi Pareja?

¿Qué significa esto? Pues trasladémoslo a un ejemplo práctico.

Si estás enamorado, una vez que logres tus propósitos, querrás lograr algo más o pensarás en mantener tu relación con esa persona, si en cambio es una obsesión, suele ocurrir que una vez conseguida tu propuesta, deseches tu interés.

Al fin y al cabo, no tienes posibilidad de continuar con tu obsesión (salvo que se vuelvan pareja o te guste de forma sentimental, de forma tal que investigarás sus acciones, estarás pendiente de esa persona, etc).

5 Señales de Alerta de que estás Obsesionada con tu pareja

Sabemos que la teoría a veces no basta. Por eso, te dejamos algunos ejemplos prácticos en los que podrás sentirte identificada en caso de que te obsesione una persona especial. ¡Adelante!

  • Quieres saber dónde está, qué hace y con quién se hable. La diferencia entre los celos y la obsesión es que los primeros simbolizan la pérdida de una persona amada, mientras que la obsesión implica la ansiedad por lograr el objetivo y que nadie nos lo quite de nuestras manos. Aunque, por supuesto, sabemos que la línea entre amor y obsesión es estrecha.
  • ¿Has perdido las ganas de salir? ¿Quieres asistir únicamente a fiestas donde se encontrará tu persona ideal? Pues eso es obsesión.
  • Si te vuelves un auténtico estratega, pensando en qué ropa utilizar, cómo hacer para cruzarte a esa persona o qué palabras exactas decir, puede que estés obsesionado.
  • Te vuelves el guionista imaginario de tu posible historia de amor con esa persona. Sí: piensas e inventas diálogos y situaciones que probablemente nunca se den de esa manera.
  • Por último, la obsesión se relaciona con la negativa a perder. Por eso, es común que, ante una respuesta no-satisfactoria para conseguir lo que deseamos, sigamos insistiendo. Y, precisamente, eso es obsesión.

¿Qué hacer si estoy obsesionada con alguien?

Si estás obsesionado/a con alguien, la mejor acción que puedes realizar es ocupar tu tiempo. Sí, así de sencillo.

La obsesión con alguien se da cuando tenemos mucho tiempo disponible. Otra rama de la obsesión se da cuando no existe otro deseo que sintamos igual de satisfactorio al mencionado. Por eso, suele ocurrir que, al estar obsesionados, desechamos otras actividades que nos dan regocijo… pero uno inferior al de la obsesión.

Nuestra recomendación es que, en estos casos, intentes pensar cuáles son las actividades que requieren de tu mayor atención. Lo ideal es que sean tareas que ofrezcan bienestar a tu mente o cuerpo (utilizar un videojuego, realizar algún deporte, etc), aunque los asuntos laborales o estudiantiles también sirven para paliar esta situación.

De esta manera, verás que, poco a poco, tu obsesión comienza a disminuir, ya que tienes cosas más importantes que hacer. Además, tendrás que priorizar tu tiempo (especialmente si te sientes presionado por obligaciones o responsabilidades). A veces, las obligaciones pueden generarnos tedio… pero son fundamentales para evitar estos problemas.

Por otra parte, te decimos que, si tu interés ha disminuido pero sigue presente, probablemente no se haya tratado de una obsesión (o quizás de una obsesión episódica), sino de un auténtico interés. Al fin y al cabo, no se tratan de cuestiones del corazón… sino de la mente.

Pide cita
Dirección