Saltar al contenido
✦Psicólogos Gandía✦

Cómo Salir de la Rutina

como salir de la rutina

¿Cansad@ de hacer siempre lo mismo? ¿No le encuentras sentido a lo que haces? ¡No te preocupes! Te daré las claves que necesitas para salir de tu rutina.

¿Qué es la Rutina?

Definimos la rutina como una cadena de hábitos y costumbres que ocurren de forma repetida y continua a través del tiempo, destacando que llevarlos a cabo suele hacerse normalmente de una forma automática, casi sin darnos cuenta.

Todos nosotros llevamos a cabo una serie de actividades en nuestro día a día, las cuales con el tiempo tienden a establecerse en nuestro estilo de vida.

Hay gente que aprecia y valora la rutina, pero para muchas otras personas resulta algo negativo, monótono, aburrido y limitante, siendo frecuente la voluntad y el deseo de cambiar la rutina introduciendo elementos y variaciones. El problema es que hacer esto no es nada fácil en algunas ocasiones.

Para salir de la rutina es necesario que se realicen acciones diferentes a los que están grabados en nuestro patrón conductual. En este artículo te vamos a dar una serie de consejos para que logres romper tu rutina.

9 Consejos para saber Cómo Salir la Rutina

  1. Consigue identificar tu rutina: hito difícil, pues una rutina está tan instaurada en nuestro comportamiento que no siempre es sencillo identificarla. Saber que existe y en qué consiste te ayudará a modificarla.
  2. Averigua qué partes de tu rutina hacen de ella algo desagradable: tener una rutina es inevitable, y hay elementos de ella que pueden resultar beneficiosos para ti o que pueden gustarte mientras que hay otros que no. Tienes que averiguar con qué partes te quieres quedar.
  3. Pregúntate qué cambios quieres y necesitas: lo más importante eres tú, así que identifica que es lo que te haría más feliz, cuáles son los cambios en tu vida que te gustaría introducir y que es lo que estás dispuesto a hacer por ello.
  4. Compartimenta tus actos: hoy en día es muy frecuente que diferentes aspectos de nuestra vida se entrelacen hasta el punto de que no sepamos distinguir entre ellos, por lo que tienes que ser capaz de separar las cosas en su momento y lugar. Esto ayudará a evitar la sensación de continuidad y monotonía que suelen darse en estos casos.
  5. Ve poco a poco: más vale avanzar lento pero seguro que intentar avanzar mucho y ser incapaz de ello. Cambiar la rutina no es fácil, así que empieza con cambios pequeños y sencillos. No solo te dará seguridad para cambios más difíciles, sino que los cambios pequeños también contribuyen en romper la monotonía. Estás ante una situación en la que todo suma.
  6. No te rindas: comprométete a cambiar. Tener presente que habrá momentos en los que se te compliquen las cosas, surgiendo dificultades y problemas. Esto tiene que recordarte que todo cambio no va a tener lugar de forma espontánea, sino que requieren de esfuerzo y dedicación.
  7. Modifica y adapta tu entorno: como hemos dicho antes, todo suma. Cualquier cambio en tu entorno, por pequeño que sea, ayudará a que rompas la monotonía y la continuidad de tu rutina, por lo que será más sencillo salir de ella.
  8. Haz nuevas amistades: conocer gente nueva es extremadamente estimulante. Es un hecho novedoso que añade esa incertidumbre que tanto necesitamos en una vida de rutina. Incluso haciendo lo que siempre haces, una nueva perspectiva hace que sea algo diferente.
  9. Lleva un estilo de vida saludable: haz deporte, come sano y duerme lo necesario. Una vida sana reduce el estrés consiguiendo que te sientas mejor contigo mismo, por no mencionar lo estimulante que es cumplir con este tipo de objetivos.