Saltar al contenido
✦Psicólogos Gandía✦

Dejar de Fumar Porros

dejar de fumar porros

Si eres consumidor de cannabis es probable que en alguna ocasión te hayas planteado esta pregunta: ¿Cómo dejo de fumar porros?

Por eso, lo importante es nutrirte de la mayor cantidad de consejos e información posible si realmente quieres dejar los porros. ¡Veamos que tenemos para ti!

¿Qué son los porros?

La palabra porro hace referencia a los cogollos de marihuana o hachís mezclado con tabaco en forma de cigarrillo. Esta terminología tiene distintos significados dependiendo del país en el que te encuentres, si bien tienen una características común, todas las acepciones se remiten a una droga.

La droga es de origen natural y para fumarla se pueden utilizar diferentes tipos de papel (librillos) aportando algunos de ellos diferentes aspectos y sabores al porro.

Es importante saber de donde proviene y cuál es su significado, pero lo que realmente debes tener presente es que se trata de una droga y como tal puede generar sensaciones placenteras a corto plazo, pero a media o larga vista tiene efectos muy dañinos para tu salud.

Beneficios de Dejar los Porros

Existen muchos testimonios de distintas personas que han dejado de consumir porros, lo cual ha llevado a una mejoría notable en distintos aspectos de su vida.

Principalmente, hay que distinguir al fumador casual del fumador de porros habitual. Mientras que al primero le será mucho más fácil dejar de fumar (debido a que lo considera como una actividad recreativa), al otro le costará más, ya que ha formado parte de la rutina de su vida.

Además, es importante mencionar que mientras para los fumadores de porros ocasionales los riesgos de daño son menores –debido a un menor consumo-, los segundos son considerados fumadores crónicos de marihuana, por lo que verán mejorar su vida increíblemente después de dejar de fumar cannabis.

De todas formas, los beneficios son múltiples:

  • Tendrás mejores sueños, ya que podrás recordarlos mejor, no te sentirás tan cansado al levantarte y mejorarás increíblemente tu rutina onírica, ya que podrás tener horarios adecuados a las distintas actividades que se realizan en la sociedad. ¡Ya no te quedarás desvelado por culpa de los porros!
  • La energía, en consiguiente, será mucho más intensa: se acabarán esos ratos que pasabas en la cama sin tener nada que hacer. En consecuencia, verás un incremento tremendo de tu creatividad y ganas de salir a enfrentarte al mundo, lo cual reforzará tu idea de que tú mismo puedes estar mejor, y que eres dueño de tus emociones, sentimientos y angustias.
  • La memoria es un aspecto a fundamental, ya que, con el consumo prolongado de cannabis, tiende a deteriorarse. Ya puedes irte olvidando de algunas lagunas o baches mentales: podrás recordar mejor las cosas. Esto es fundamental si quieres incursionar en áreas académicas o laborales que demanden una gran concentración mental, por lo que verás tu rendimiento mejorar.
  • En consecuencia, también mejorará tu patrimonio económico. Tanto por tener un gasto menos (la marihuana cuesta su dinero), como por las puertas que se te abrirán al tener un mejor desempeño, verás una mejoría en tu billetera. Y, por supuesto, esto te generará felicidad.
  • Por otra parte, estarás mucho más equilibrado sentimentalmente. Te puedes ir olvidando de los cambios repentinos de humor, ya que la marihuana era la culpable de esta alteración. Además, la paranoia y la ansiedad bajarán, por lo que no tendrás que preocuparte de estas cuestiones.

¿Qué pasa al dejar los porros de golpe?

Sea cual sea tu caso, lo primero que notarás serás que “bajarás” a la realidad. Sí: el estar fumado te aparta del presente, con todos sus matices. Por eso, es probable que “vuelvas” a sentir. En primera instancia, lo que sentirás serán cosas desagradables: miedos, angustias, ansiedades.

Sin embargo, es importante destacar que estos sentimientos jamás se han ido de ti. Simplemente los has ocultado, como en una caja de Pandora. Dejar de fumar, simplemente, “liberará” esos monstruos interiores que estabas ocultando. Pero, lo más importante, es que los liberarás por propia voluntad, lo cual es algo positivo. Sería mucho peor que, de tanto fumar, tu caja quede totalmente inestable y tus temores escapen, apoderándose de ti.

Una vez que te acostumbres, verás que podrás dominarlos, por lo que te acostumbrarás a convivir con ellos, sin necesitar de esta sustancia para mantenerte en sintonía con todos los aspectos de tu vida.

¿Cuáles son los efectos secundarios de dejar los porros?

Por supuesto, no todo es tan sencillo como parece. Sin embargo, es fundamental que tengamos una fuerza de voluntad notoria para dejar los porros, ya que será nuestro factor que nos movilizará en este objetivo.

Es común que, al dejar los porros, sintamos frustración. Este sentimiento es totalmente común, ya que nos instalamos en otra realidad (la real), luego de pasar en una ficticia, donde no existían sentimientos negativos.

Por consiguiente, la frustración derivará en enojo, enojo de no hallarnos en nuestro “paraíso” mental. A su vez, el enojo conllevará una cuota de tristeza, ya que nos hemos acostumbrado al anterior estadio, por lo que una cuota de realidad chocará frente a nuestras narices, a la que deberemos acostumbrarnos y asimilarlas poco a poco.

Algunos consejos para dejar de consumir cannabis

Tienes que mentalizarte en algo: dejar de consumir cannabis es una excelente decisión para tu vida. Y, por supuesto, jamás está mal pedir ayuda, tanto investigando determinados consejos o tips para facilitar esta tarea, como a un profesional que pueda ayudarte en esta labor.

  • Como dijimos anteriormente, cuenta tus problemas. Para hacer esto, es probable que necesites asistencia de un especialista, aunque nunca está mal recurrir a tus amistades o a tu familia. ¿Qué puedes contarles? Pues sencillo: por qué es importante para ti dejar los porros, cuáles son las situaciones que te han llevado a fumar, etc. También es posible que puedas aconsejar a distintas personas a que no prueben esta droga, lo cual elevará tu autoestima, ya que te sentirás muy útil.
  • Si no puedes dejar los porros de repente, es aconsejable que reduzcas el consumo, que vayas de a poco. Por supuesto, tú y solamente tú sabrás el ritmo de consumo que ostentabas, por lo que te marcarás tus propios ritmos y tiempos.
  • También es muy útil hacer un reemplazo de sustancias, es decir, generar placeres substitutivos que, si bien podrían no darte las mismas satisfacciones, ayudarán a paliar tu deseo. Por supuesto, el reemplazo de sustancias jamás tendrá que ser por una peor, como la cocaína, éxtasis, etc. Simplemente, no te fumes un porro, y, por ejemplo, tómate una lata de cerveza en su lugar… ¡aunque no te excedas!
  • Prémiate cuando consigas tus objetivos. Por ejemplo, si estás utilizando una rutina de evitar fumar ciertos días de la semana, recompénsate con un chocolate cuando acabes el día. Esa acción generará un hábito de premios que hará que tu esfuerzo por conseguir esta tarea sea mucho menor, ya que tendrás algo con que compensar.

Mi hijo fuma porros ¿Qué puedo hacer?

Te entendemos: enterarte que tu hijo fuma porros no es una situación agradable. Por supuesto, no te diremos qué es lo que tienes que hacer, porque a veces tu instinto materno o paterno pesa más. Pero sí te diremos, desde el lado de la psicología, qué decisión es más conveniente en cada caso.

Como ya sabes, en los adolescentes es una práctica común. Es más, es una actividad que cada vez crece más. Por eso, cada vez serán más los padres que provengan de otras generaciones que deberán enfrentarse a este planteo.

Primero que nada, debes estar seguro que tu hijo fuma porros. De nada te sirve especular si simplemente tienes algunos indicios: deberás verificarlo. Una vez hecho esto, y en caso de que la situación sea afirmativa, lo conveniente es no prohibirles la práctica.

¿Qué tienes que hacer, entonces? Explicarle por qué no debería hacerlo. Es decir, darle todas las herramientas de conocimiento que tengas a tu alcance para explicarle cuán dañino puede resultarle esta práctica. También es importante comprenderlo, no juzgarlo, y jamás darle a entender que está quebrando a la familia o que esta situación te resquebraja por dentro, ya que la angustia que le provocarás solamente hará que fume con más frecuencia.

Si ninguno de tus intentos para que tu hijo deje de fumar porros tiene resultado, siempre puedes decirle que puede consultar a un especialista, o aconsejarle jamás incursionar en otras drogas duras mucho más peligrosas. Es decir, decirle que debe establecer un límite para no volverse un drogadicto o estar apegado a sustancias totalmente destructivas.

Conoce los Efectos de la Marihuana

A veces no podemos comprender cuáles son los efectos de la marihuana, ya que nunca la hemos probado. Por eso, te dejamos una recopilación de datos que te ayudarán a comprender mejor el asunto.

Entre los efectos positivos, encontramos síntomas de relajación o de euforia –dependiendo de la personalidad de quien fume y del tipo de marihuana que esté consumiendo-, una pérdida de sentimientos negativos, disociaciones de la realidad que puedan resultar agradables para quien las experimenta, volverse más propenso a las risas, enrojecimiento de los ojos y aumento del apetito.

Entre los efectos negativos del consumo de porros, podemos decir que disminuye notablemente la memoria a corto plazo (reteniendo mucha menos información), aumenta las posibilidades de padecer ansiedad y episodios paranoicos, aumento de posibilidad de brotes psicóticos o desarrollos de esquizofrenias (en personas propensas), bajos rendimientos educativos, laborales e incluso sexuales, enfermedades a nivel pulmón, etc.

¿Los porros adelgazan?

No necesariamente. Es común pensar esto ya que la mayoría de los fumadores tiene hábitos de vida más saludables que los no-fumadores. Sí, aunque suene sorprendente: los índices de obesidad entre quienes fuman suelen ser menores que los que no.

Además, muchas veces los porros no se combinan con comida al momento de fumar, ya que se abocan únicamente a esta tarea. Por esto, es probable que se disminuya la ingesta de comida en ese momento, aunque luego de unas horas de fumar el apetito habrá aumentado, por lo que querrás devorar todo lo que encuentres en tu cocina.

Consecuencias de fumar porros en el embarazo

Fumar porros durante el embarazo conllevará consecuencias negativas, tanto para ti como para tu bebé. En primera instancia, tú no te podrás ocupar de los cuidados que merece tu criatura si no bajas a la realidad.

Pero, aún peor, tu niña/o podría desarrollar distintas enfermedades o involuciones en su etapa de desarrollo, tales como disminución de su intelecto, lesiones a nivel cerebral, etc.

El mono al dejar de fumar porros

Cada persona pasará por distintas experiencias a la hora de dejar de fumar porros. Habrán quienes no lo sufran, existirán quienes piensan que no es para tanto, y otros dirán que lo han sufrido mucho.

Por nuestra parte, podemos decirte que puede consistir en una actividad que demande mucha energía, ya que, en casos de consumos prolongados, esta sustancia se ha vuelto parte de nuestra vida y nuestro organismo no está dispuesto a dejarla ir, provocando angustias, miedos, problemas a la hora de dormir, etc.

Sin embargo, si tienes en cuenta todas las ventajas de dejarla, verás que son situaciones episódicas por un bien común: mejorar tu salud.

Nuestra sugerencia es que hables con personas que han dejado de fumar y te transmitan sus experiencias o consejos, siempre teniendo en cuenta que cada palabra es subjetiva y puede que no pases por lo mismo que esa persona.

Tipos de Marihuana

Básicamente tenemos dos tipos de marihuana: las que únicamente sirven para generar distintas sensaciones a nivel emocional (de relajación o euforia), y las que pueden utilizarse para aspectos medicinales.

Por eso es importante no demonizar a la hierba, sino informarse sobre cuáles son sus posibilidades de utilización, y los efectos negativos que produce fumarla.

¿Van a legalizar la Marihuana?

Desde nuestra perspectiva, creemos que la tendencia a legalizar la marihuana está creciendo a nivel global. Por supuesto, siempre habrán países reticentes a implementar estos cambios, debido a características conservadoras.

También es cierto que, en ocasiones, la prohibición únicamente conlleva las ganas de romper el orden establecido, de quebrantar las reglas, motivo por el cual muchas personas comienzan a fumar.

De esta manera, no habría que preocuparse tanto por una posible legalización o despenalización de la marihuana, sino más bien interesarse por campañas de prevención de consumo o para dejar de fumarla.

Además, también es interesante destacar que la marihuana tiene muchas propiedades medicinales que son interesantes a nivel salud, debido a que existen distintos tipos de esta hierba.

¿Cuánto dura la Marihuana en el cuerpo?

La duración de la marihuana en el organismo de quien la consuma dependerá de, justamente, la frecuencia. Si bien en exámenes puede durar unas cuantas horas hasta dejar de ser detectada, es destacable contar que algunos efectos pueden persistir a lo largo del tiempo (como la pérdida de retención de información, algunos episodios melancólicos, etc.)

Pide cita
Dirección