Saltar al contenido
✦Psicólogos Gandía✦

Me quiero Suicidar

Me quiero Suicidar

El suicidio tiene diferentes connotaciones desde el punto de vista de quien es capaz de ejercerlo y quienes le rodean. Si por un momento has tenido el pensamiento me quiero suicidar, es fundamental que hagas algo pronto y sepas cómo actuar.

Anticípate a esta complicada situación y conoce cómo piensa una persona que quiere atentar contra su vida. A lo largo de este post te facilitamos algunas pautas de prevención tanto para ti como para cualquiera que pase por un mal momento.

El suicidio es una solución permanente ante un dolor emocional ocasionado por determinadas circunstancias en la vida. Éste puede ser mental o físico, pero cualquiera que sea la razón es importante que identifiques cuales son estas emociones de desesperanza, dolor y vacío que pueden ocasionar estos pensamientos.

La acción de pensar me quiero suicidar es un acto impulsivo que puede ser repentino o planificado de manera detallada. Ten en cuenta que la mayoría de las veces al tener estos pensamientos no significa que sea lo que realmente quieres. Más bien te dejas llevar por las emociones del momento.

¿Qué es el suicidio?

Es el acto de atentar contra tu vida y lo logras de diferentes maneras. Ello se debe a la acción impulsiva de querer librarte de un sufrimiento determinado, el cual es ocasionado por algún tipo de circunstancia en áreas determinadas de tu vida.

Las circunstancias más comunes que te pueden llevar a tener los pensamientos suicidas son: motivos familiares, profesionales y problemas de pareja.

¿Cómo liberarte de los pensamientos suicidas?

Aunque tengas pensamientos suicidas como me quiero suicidar debes hallar como resolver las emociones involucradas. Para ello tienes que acudir al apoyo de la familia y de tus mejores amigos (más adelante te detallamos al respecto). Es importante que hables con una persona de confianza y te expreses claramente y logres desahogarte.

Otra opción es visitar a un psicoterapeuta que te ayude con tratamiento farmacológico y psicoterapia. Esta es una gran alternativa porque también descubres cómo frenar esas emociones negativas que interfieren en tu día a día, o lo pueden lograr en algún momento.

Para tener éxito en liberarte de los pensamientos suicidas sigue estas recomendaciones:

  • Escucha a tus familiares o amigos. Cita a tu persona de confianza a tu casa o en un lugar público, habla con ella sobre la idea del suicidio. Esto te ayuda a aliviar la tensión que tienes en el momento. Lo más importante es que actúes con respecto y estés abierto a la idea de que tus familiares quieren ayudarte y mantenerte a salvo.
  • Debes estar atento a las señales de alerta. Es fundamental que sepas en que momento debes prevenir los intentos suicidas. Por ejemplo, en los momentos en los que tengas en tus manos fármacos y sientas la sensación de querer administrártelos sin prescripción médica y en grandes cantidades, cuando estés cerca de objetos filosos o puntiagudos, etc. En estos momentos es fundamental que seas optimista y evites reaccionar de manera impulsiva, ya que acabar con tu vida no tiene solución.
  • Tómalo muy en serio. Los pensamientos suicidas se deben considerar en serio, y no como un chantaje o manipulación. Es necesario que alientes a esta persona a realizar el primer paso (Escucha a tus familiares o amigos) y lo convenzas de buscar ayuda profesional, también puedes llamar a los servicios de emergencias. Pero lo más importante es no dejarlo solo en ningún momento.

Me quiero Suicidar ¿Cuáles son las señales de alerta?

Existen varias señales que te indican cuando alguien piensa en acabar con su vida, ello también aplica para ti. Te detallamos las más comunes:

  • Comentarios negativos sobre tu persona o sobre tu vida. Por ejemplo, X cosa no tiene como acabarse, Esto no tiene solución.
  • Pensamientos negativos sobre tu futuro. Por ejemplo, No sirvo para nada, No valgo la pena.
  • Palabras relacionadas con el acto suicida o la muerte. En este caso manifiestas querer suicidarte o sueles expresar: No quiero continuar con mi vida, No deseo seguir así, No merece la pena continuar.
  • Palabras de despedida, por ejemplo: Hasta nunca, Te quise mucho, Nos vemos en el cielo, Siempre te amaré.
  • Suelen aparecer algunas señales no verbales. Por ejemplo: cambios en la conducta, empiezas a obsequiar tus objetos personales, aparición de heridas, preparas el testamento, seguro de vida, entre otros.

Debes actuar inmediatamente ante cualquiera de las señales de alerta estudiadas a lo largo de este post. Ello también aplica si le ocurre a alguien cercano a ti, lo importante es evitar que se pierda una vida ya que existen muchas posibilidades para salir adelante.

Por otro lado, siempre tienes opción para llamar a los servicios de emergencia, acudir a urgencias del hospital más cercano, informar a las personas más cercanas y recibir tratamiento psiquiátrico.

Pide cita
Dirección